Páginas vistas en total

martes, 16 de mayo de 2017

Lo que la genética decide por ti


Jornada en Galicia, presentando un ambicioso programa de Desarrollo del Liderazgo (con las 3 E: Educación, Exposición, Experiencia) al Comité de Dirección de una de las principales empresas de nuestro país. Mi gratitud a Manel y a todo el equipo por este proyecto ganador.
He estado leyendo ‘El ADN dictador. Lo que la genética decide por ti’, del profesor Miguel Pita. Doctor en Genética y Biología Celular, imparte en la UAM (Universidad Autónoma de Madrid) y participa en el programa radiofónico ‘Tiempo de juego’.
¿Qué es lo que sabemos hoy en día sobre el ADN y el poder de la genética? Miguel Pita lo explica de una forma clara a través de la historia de Ale.
- Somos genética y somos entorno a la vez. La clave de la supervivencia está en la reproducción: en la aburrida y en la divertida. Necesitamos energía, carbono. ATP. El cerebro decide lo que le gusta, sea sano o insano. La SA (Selección Natural) es un proceso fundamental, pero no único, de selección. Es la supervivencia del más apto, no del más fuerte. El azar juega un papel muy importante en nuestro destino (la deriva por azar es el filtrado sin criterio).
- El ADN (molécula de la genética) es nuestro manual de instrucciones, nuestro pequeño gran dictador. Somos el resultado de la fusión de dos copias de ADN (la de nuestra madre y la de nuestro padre): el 2ADN es la macromolécula que nos configura. Los genes mutan, se transforman, de forma preadaptativa (por azar, sin criterio). Somos una gota en el océano del tiempo, con tendencia al caos. La vida no es más que un intercambio de energía. Todos los seres vivos (incluyendo las plantas) somos parientes, porque descendemos de antepasados comunes.
- Los virus son supervivientes a costa ajena. Un gen puede adoptar formas distintas, con sus consecuencias: son los alelos (como el color de ojos o el grupo sanguíneo). El ADN se replica con “sobornos” como el orgasmo o el placer por la comida. ¿Existe el libre albedrío? Sí, pero hasta cierto punto. Cuando nacemos no somos exactamente un libro en blanco (tabula rasa). Tenemos rasgos genéticos, rasgos heredados, como la sensibilidad artística. La carga genética necesita de determinado entorno para manifestarse.
- Hay una base genética (no un gen, sino muchos) para la sexualidad (homosexualidad, infidelidad). La glucosa es nuestra fuente de ATP favorita (por eso nos encanta lo dulce). No somos seres ideales, sino que tenemos partes incómodas (sudor, celos, defecar). Hay diferencias innegables entre hombres y mujeres: sus comportamientos son, al menos parcialmente, distintos. Respecto a la reproducción, hay comportamientos menos selectivos y más competitivos en los varones. Las crías humanas retrasan su maduración mediante un proceso conocido como neotenia. Nuestro sistema nervioso es la cuarta parte al nacer y necesita tiempo: la crianza de los hijos puede ser el origen de la monogamia. Es importante en la pareja elegir bien (buen superviviente y que se implique en la crianza).
- El primer requisito de la pareja perfecta, por ejemplo, es la simetría bilateral (belleza). El segundo es el aprendizaje cultural y la influencia social. En general en todas las culturas los hombres buscan mujeres más jóvenes que ellos y las mujeres varones más maduros que ellas (excepto l@s adolescentes): el Homo sapiens es un animal cultural. Somos una especia moldeable, maleable, adaptable. Por ejemplo, la risa es innata; el humor, cultural. El atractivo cuenta, pero al final lo relevante es el grado de compromiso. Esa locura llamada Amor, una combinación de química y lenguaje, sigue siendo un misterio por resolver. La visión espiritual de la existencia es una ventaja evolutiva (morir es lo contrario de lo que quiere nuestro 2ADN). Otros comportamientos inconscientes son la agresividad, la violencia o el racismo: sospechosamente genéticos por universales (Donald E. Brown).
Un libro voluminoso (de casi 350 páginas), con una sugerente historia (la de Ale), muy claro en su exposición y con un glosario de términos de utilidad. Mi gratitud a Miguel Pita por su talento expositivo y sus amplísimos conocimientos de la genética.
La canción de hoy es ‘Amor con hielo’ de Morat: /www.youtube.com/watch?v=1P5eDa_Kn2M  

No hay comentarios: