Páginas vistas en total

miércoles, 2 de agosto de 2017

La relación con tu jefe, esencial para tu carrera profesional


Un día muy interesante de preparación de una propuesta poderosa a nivel de Grupo y reunión, tras el almuerzo, con el CEO de una de las principales empresas industriales de nuestro país en su sector, con miles de profesionales. Cada vez más l@s CEOs se (pre)ocupan, no sólo de lo que quieren conseguir (crecimiento rentable, excelencia, innovación eficiente, productividad y sostenibilidad de su empresa) sino también del “para qué” (propósito) y del cómo (a través del liderazgo innovador, partiendo de su propio ejemplo) en lo que Simon Sinek llama ‘El círculo dorado’. El maestro Luis Dorrego considera a Sinek uno de los mejores comunicadores de la gestión actual. Te recomiendo su vídeo ‘Cómo los grandes líderes inspiran la acción’ (www.ted.com/talks/simon_sinek_how_great_leaders_inspire_action?language=es) si no has tenido ocasión de verlo todavía.

Tras el entrenamiento deportivo “à la Irma” y la piscina, he estado leyendo en la web de Psychology Today un artículo del coach Victor Lipman ‘La principal relación laboral’ (www.psychologytoday.com/blog/mind-the-manager/201708/the-single-most-important-work-relationship). Es, por supuesto, con tu jefe.
Lipman descubrió a través de Twitter el libro del Dr. John Ballard ‘Descodificando el lugar de trabajo. 50 Claves para entender a la gente en las organizaciones’. Ballard (cuyo nombre y apellido coinciden con los de un personaje de la serie Scandal) combina rigor académico (es profesor emérito en la Universidad Monte San José de Cincinatti) con una sólida experiencia como consultor (se nota en los 100 casos que recoge en el texto) desde un enfoque holístico, sistémico, en el que “todo tiene que ver con todo”.
John (Jake) Ballard nos recuerda el valor de la percepción y la interpretación (“no asumas que los demás ven lo mismo que tú”), las normas (“cuidado con las no escritas”), la socialización (“los nuevos se comportan diferente que los veteranos”) o la cultura (“es como el pez en el agua; no se da cuenta”). En el capitulo 10, se sincera: “Una relación productiva con tu jefe aumenta tus probabilidades de éxito laboral”. En la mejor tradición de Mary Parker Follet en los años 30 o John Kotter desde Harvard. El entrenador del PSG Unai Emery (que tan bien lo practica con Nasser Al-Khelaifi, dueño del club) y un servidor contábamos en ‘Mentalidad Ganadora’ que “a tu jefe le tiene que ir bien”. Esencial.
Pero volvamos a Ballard: “¿Cómo es la relación con tu jefe? ¿Fantástica? ¿Buena? ¿Lamentable? Tú y tu jefe sois interdependientes. Tu jefe está más alto en la jerarquía de tu organización. Tu jefe puede informar a sus superiores, asegurar los recursos que necesitas, compartir información útil para tu trabajo. Por otro lado, tu jefe te necesita para hacer bien el suyo, para que le aportes ideas de mejora, para ser sincero en tus posiciones y acciones. Si lo haces bien, tiene más opciones de hacerlo mejor. Parte del éxito de tu jefe depende de ti”. El paradigma de la interdependencia (Stephen Covey) porque, como nos recuerda el Dr. Ballard (y antes que él Goleman o Nuria Chichilla), “el 70% no se va de las empresas, se va de sus jefes”. En estos tiempos de fidelización del talento como prioridad, conviene recordarlo. “La relación diaria con tu jefe directo es esencial para tu bienestar”, concluye Lipman.
¿Significa eso que te conviertas en un “pelota”? No, porque no aporta valor. ¿Que te dediques al “sincericidio”? Esas heroicidades de mártir pueden destruir tu carrera profesional. En el término medio está la virtud: desde los valores (personales, coherentes con los de la empresa) mostrar valor (coraje, valentía) para añadir valor (un plus en la relación con el cliente interno y/o externo).
¿Qué música podríamos poner a esta esencial relación? El ‘Respect’ de Aretha Franklin (a ambos lados), en la versión original de hace 50 años:  www.youtube.com/watch?v=6FOUqQt3Kg0
Mi gratitud a Lipman, a Ballard, al CEO de esta tarde que tanta confianza deposita en nuestra amistad y a l@s compis que, en presencial, telefónico o virtual, siguen activos en nuestros proyectos.
Para estos próximos días, me espera el libro de una gran amiga que me ha pedido el prólogo (seguro que será una de las sensaciones de este otoño) y la tesis doctoral de Sandra Sotillo, precisamente sobre la Confianza del CEO.
Ya te contaré.   

No hay comentarios: